• Buenaderma

Energía vital


Energía vital
Energía vital

El poder curativo de la energía vital


Cada persona posee una fuerza, que conocemos como “energía vital” y que nos mantiene vivos. Se dice que su naturaleza es comparable a la cuerda del reloj que lo mantiene en funcionamiento. Dicha energía puede también compararse a una batería de automóvil de cuya potencia dependen el funcionamiento del coche.


La energía representa una esencia pura producida por los órganos internos que tiene la función de nutrir el cuerpo y la mente. Además, la obtenemos del aire y de los alimentos circulando por todo el organismo: músculos, grasa, huesos, piel, cerebro…

Es la fuerza que constituye cada organismo, de tal manera que siempre tiende a defender su propia vida y mantener su salud. Jamás se inclina en el sentido de agravar el desarreglo orgánico característico de toda dolencia. “La Naturaleza -o la energía vital- es la que cura”, es decir, restablece la normalidad funcional del organismo que es salud integral.


Todo está previsto para que podamos disfrutar de la vida con salud y aprendamos a considerar la enfermedad desde otro punto de vista, es decir, como una saludable reacción natural del propio organismo para mantener este difícil equilibrio que conocemos precisamente como “salud”.


El restablecimiento de la normalidad funcional del organismo enfermo, es decir, la vuelta a su salud, es obra exclusiva de la propia fuerza vital que, en grado variable, posee cada persona.


No existe fármaco alguno, droga o recurso extraño al organismo afectado por alguna dolencia que sea capaz de actuar en sustitución de la energía vital, siempre atenta a defender la vida. Por eso existen remedios para toda clase de enfermedades… ¡pero no para tener salud!


De acuerdo con este antiguo filósofo y médico chino Wang Chong (d.C. 27-97): “La energía produce el cuerpo humano como el agua se vuelve hielo. Como el agua se congela en hielo, la energía se coagula para formar el cuerpo humano. Cuando el hielo se derrite, se hace agua. Cuando una persona muere, él o ella se convierte en espíritu otra vez. Esto se llama espíritu de la misma manera que el hielo derretido cambia su nombre por agua”.


Energía vital - Ying y Yang
Energía vital - Ying y Yang

Entradas Recientes

Ver todo